{image}http://imagen.eldia.co/cache/periodismo/billetes_595.jpg{/image}Los trabajadores expusieron sus argumentos al interior de la mesa de concertación tripartita en la discusión del aumento del salario mínimo para el próximo año. Un 10% plantea la CUT, frente al irrisorio 3.5% de los empresarios; como sea, el aumento se lo ‘tragará’ la reforma tributaria.

La jornada de la presentación de las propuestas de las partes terminará con la presentación del gobierno. El futuro no se proyecta austero con la pírrica suma de 18.000 pesos que ofrecen los empresarios. Sin embargo, la CUT fue enfática al sustentar el principal problema coyuntural en el país: la imposición de la agenda tributaria; sobre el cual habrá votación en la Cámara y Senado en el trascurso de esta semana.

“Cada vez descubrimos que la reforma tributaria es mucho peor de lo que nosotros estamos imaginando.  En ese sentido, cualquier negociación salarial no tendría ningún valor, porque la reforma tributaria cambia el sistema económico en el país, cambia el sistema de inversión social, genera un nuevo sistema de tributación, donde todos los colombianos y colombianas pagan más impuestos”, señaló Domingo Tovar, Presidente de la CUT.

Lo que dice Tovar es significativo, si el aumento en el salario mínimo es muy bajo, los dineros serían ínfimos frente a lo que el colombiano pagaría en los nuevos impuestos de aprobarse la reforma tributaria. Dicho de una manera más directa, el aumento se iría al pago de impuestos, es decir, no habría un aumento.

“Dado el caso en que el gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, retire el proyecto, la CUT estaría dispuesta a discutir un incremento salarial por encima del 10%. La CUT no se baja del 10%, porque las cifras así lo demuestran. Si el IPC está en 6.4, que por ley debe aplicarse, y los trabajadores en 10 años hemos perdido 7.77, llegamos al 10% porque estamos reclamando algo de lo han perdido los trabajadores a través de la pérdida del poder adquisitivo en el salario de los últimos 10 años”, afirmó el Presidente de la CUT.

En cuando a que la CGT propuso 7.78% y la CTC, 8.0. Tovar sostiene: “eso significa el pluralismo del movimiento sindical, somos tres centrales con diversidad de criterios. En lo único que no estamos de acuerdo es con la cifra, pero en la política estamos de acuerdo.

La CUT entregó el documento donde recopila sus argumentos. Este viernes se espera la propuesta del gobierno. Los empleadores no cambiarán su propuesta, así “alertamos por la aprobación de la reforma tributaria, para continuar el proceso de movilización social en caso de pedir la derogatoria del proyecto o el reversión de la ley”.