Programa dirigido a todos los docentes y directivos docentes de educación preescolar, básica y media del municipio de Medellín, nombrados en propiedad, bajo los decretos 2277 de 1979 y 1278 de 2002.

Es un crédito condonable que cubre la cohorte completa o los semestres que el beneficiario solicite siempre y cuando no supere el número de periodos académicos o créditos previstos por la institución de Educación Superior. Más información Aquí

Inscríbase Aquí

 

Escrito por prensa
Visto: 1448

El sábado 25 de marzo de 1911, las empleadas de la fábrica de camisas de mujer más grande de la ciudad de Nueva York, The Triangle Shirtwaist Factory, estaban a punto de terminar su abusiva jornada laboral que cumplían en precarias condiciones laborales. La mayoría  eran chicas jóvenes de entre 13 y 23 años, recién inmigradas de la Europa del Este y de Italia, judías y católicas que aún no dominaban el inglés.

En el noveno piso trabajaban 240 mujeres en condiciones infrahumanas, hacinadas y con una única puerta de salida cerrada con llave a la hora que se originó el incendio.

146 mujeres murieron en uno de los peores incendios registrados en la historia de la ciudad de Nueva York. Sus ciudadanos recuerdan el incendio como la mayor tragedia vivida en la ciudad junto con los atentados del 11-s.

La desgracia levantó una ola de protestas de trabajadores y civiles en todo el mundo en contra de la explotación de las trabajadoras.

Las uniones sindicales de todo el mundo pidieron que se proclamara un Día Internacional de la Mujer en recuerdo del sacrificio de estas trabajadoras.

Las mujeres y hombres debemos no solo recordar a las mujeres fallecidas en aquella fábrica hace 106 años, sino renovar con ánimo nuestras luchas de hoy por la justicia, la equidad de salarios, mantener el liderazgo para defender  los derechos humanos.

Fuente. https://es.wikipedia.org/wiki/Incendio_en_la_f%C3%A1brica_Triangle_Shirtwaist_de_Nueva_York

Escrito por prensa
Visto: 889

Primer seminario – Retos de las mujeres en el contexto actual.

Sábado 25 de marzo en el auditorio Universidad San Buenaventura – San Benito, Hora: 1:00 pm

Escrito por prensa
Visto: 763

Subcategorías

Fecode repudia agresión del Esmad contra el Magisterio bogotano

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, FECODE, rechaza de manera enfática y firme la cruel agresión del Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD, y la fuerza Pública contra los maestros y maestras de Bogotá hoy en el marco de una movilización en el justo Paro del Magisterio.

La protesta se desarrolló de manera pacífica y sin problemas. Los docentes se concentraron desde las 10 de la mañana en la Secretaría de Educación y avanzaban por la Calle 26, como se ha caracterizado el Paro, sin ningún tipo de violencia. La Federación está constituida por Maestros y, por naturaleza, actúa y defiende la paz.
Sin embargo, hacia las 2 de la tarde, fueron los integrantes del Esmad quienes comenzaron a atacar a la marcha. La Fuerza Pública lanzó balas de goma, bombas aturdidoras, chorros de agua a presión y amenazó con sus tanquetas a pesar que había niños, adultos mayores y mujeres embarazadas entre los participantes, por lo cual varias personas resultaron heridas.

Fecode denunció esta misma semana el asesinato de tres docentes en diferentes zonas del país y el atentado contra otro en Huila. Precisamente uno de los puntos del Pliego de Peticiones que se negocia con el Gobierno Nacional en el marco de este Paro Nacional es difundir la campaña ‘Escuela Territorio de Paz’, para que educadores y estudiantes estén por fuera de cualquier tipo de violencia.

Tales agresiones, amenazas y persecuciones no amedrentan la lucha del Magisterio colombiano por una educación de calidad y financiada por el Estado. FECODE envía su mensaje de solidaridad a la Asociación Distrital de Educadores, ADE. Llama al Gobierno Nacional y al presidente de la República, Juan Manuel Santos, Nobel de Paz, a que responda con concertación a esta lucha pacífica y no con violencia.

Así mismo, exige el respeto por la integridad de los maestros en toda Colombia y por el libre ejercicio del derecho a la protesta. La represión no es la respuesta a una lucha pacífica, sino el diálogo.

 

Tomado del boletín de prensa número 33, junio 9 de 2017